Torsión ovárica

La torsión ovárica es el retorcimiento espontáneo del anejo sobre su pedículo vascular. También se asocia a torsión tubárica (de los ligamentos ováricos, el ligamento útero ovárico y el infundíbulo pélvico que compromete el aporte sanguíneo). Frecuentemente se debe a la presencia de un quiste no muy grande de ovario o paraovario, mayoritariamente benigno, que hace girar al ovario sobre su eje provocando trastornos circulatorios y problemas de necrosis local.

Un ovario puede torsionarse con un cambio brusco de posición y un quiste ovárico puede romperse durante el coito.

Se trata de una urgencia quirúrgica ya que pone en peligro el ovario.

Factores de riesgo

a. Antecedentes de tumoración anexial previamente diagnosticada.

b. Incremento del tamaño de la misma por tumores dermoides, hiperestimulación ovárica o quistes de ovario o paraovario.

c. Actividad del paciente (a mayor actividad aumento de la frecuencia de torsión ovárica).

d. Suele aparecer en jóvenes.

Clínica

Dolor pélvico agudo unilateral, cólico y palpitante, que se puede acompañar de náuseas y/o vómitos, fiebre o febrícula y signos de irritación peritoneal.

Diagnóstico

La exploración generalmente no presenta datos específicos (al presentar síntomas compatibles con un cuadro de abdomen agudo), por lo que el diagnóstico se basa fundamentalmente en el estudio ecográfico.

En la ecografía con Doppler se puede comprobar la ausencia de flujo arterial anexial y se puede visualizar un aumento del tamaño del ovario y a veces la presencia de folículos periféricos.

Un hemograma puede mostrar leucocitosis inespecífica.

Se debe solicitar test de embarazo ante sospecha de embarazo, analítica de orina para descartar cistitis o litiasis renal y una analítica de coagulación como prueba preoperatoria.

Tratamiento

Es una emergencia médica que requiere tratamiento quirúrgico inmediato. Mediante laparoscopia (de elección) o laparotomía, se realiza una detorsión, si la afectación es leve, o una extirpación, si el compromiso circulatorio es extenso.

Su pronóstico es excelente si el tratamiento quirúrgico se realiza antes de que aparezcan complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.