Movimientos fetales

Es simple, económico y se puede aplicar a todas las gestantes.

La técnica es sencilla, la mujer tras la ingesta de algún alimento se coloca decúbito lateral izquierdo y cuenta el número de movimientos fetales durante una hora, si es inferior a 3, continuará otra hora, si tiene menos de 3 por hora, en dos horas consecutivas la prueba se considerará no satisfactoria, en tal caso hay que poner en marcha otros estudios como el test no estresante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.