Endometriosis

La endometriosis es una patología caracterizada por la implantación y desarrollo de la mucosa uterina (glándula y estroma) fuera de su localización habitual. Este endometrio ectópico puede experimentar las mismas variaciones cíclicas que el endometrio habitual, y también puede presentar capacidad para crecer, infiltrar e incluso diseminarse como un tejido tumoral, pero su transformación a malignidad es muy inusual. Aunque no es un proceso infeccioso, presenta componentes similares a la respuesta inflamatoria: fibrosis, formación de adherencias, aumento de macrófagos y monocitos en líquido peritoneal.

La localización más frecuente de la endometriosis es en el ovario; con frecuencia se forman quistes que se llenan de sangre y ese contenido marrón oscuro les da el nombre de endometriomas o quistes de chocolate.

La etiopatogenia no es clara y se han postulado muchas teorías sobre la causa de la endometriosis entre ellas la existencia de menstruación retrógrada. Aunque se ha demostrado que es una enfermedad estrógeno-dependiente.

Factores de riesgo

a. Mujeres en edad fértil.
b. Raza blanca
c. Nivel socioeconómico alto.
d. Ciclos menstruales cortos y menstruaciones prolongadas.
e. Suele ser más frecuente si existe historia familiar previa de diagnóstico de endometriosis.
f. La falta de ejercicio puede aumentar su incidencia al igual que otros factores como el alcohol, la radiación y ciertos fármacos (por ejemplo, el tamoxifeno), aunque aún no es clara su participación.

Clínica

Muchas pacientes no presentan síntomas (hasta un 15-30 %). Según la localización de las lesiones, predominaran unos u otros síntomas, siendo el más característico y frecuente de todos ellos el dolor abdominal y la dismenorrea (dolor asociado a la menstruación). Inicialmente produce dismenorrea pero puede progresar a dolor a lo largo de todo el ciclo cuando se producen adherencias pélvicas. También pueden aparecer alteraciones menstruales, infertilidad, dispareunia, distensión abdominal, disuria…

Diagnóstico

Se sospecha por la clínica (que se puede complementar con pruebas de laboratorio y estudios de imagen), pero el diagnóstico de certeza nos lo da la laparoscopia ya que permite visualizar las lesiones. La confirmación diagnóstica se realiza mediante el estudio anatomopatológico de estas lesiones.

Tratamiento

En mujeres asintomáticas con enfermedad leve y en aquellas en las que el diagnóstico se ha realizado casualmente se llevará a cabo un tratamiento expectante. En estos casos una posible alternativa terapéutica es aconsejar el embarazo, ya que produce una involución de las lesiones.

Se puede dar tratamiento médico con anticonceptivos orales, gestágenos y análogos de la GnRH.

El tratamiento de elección en la endometriosis es un tratamiento conservador con laparoscopia para drenar los endometriomas, extirpar los implantes peritoneales y realizar un lavado peritoneal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.