Cuerpos extraños en vagina

Los cuerpos extraños más comúnmente introducidos en vagina en la edad adulta son tampones o preservativos. Es un problema frecuente en adolescentes, por lo que ante todo flujo anormal en niñas debe sospecharse la presencia de un cuerpo extraño en vagina.

Clínica

La paciente puede acudir a urgencias refiriendo la sensación de un cuerpo extraño en el interior de la vagina. Puede presentarse como una vulvovaginitis no infecciosa, leucorrea maloliente o sangrado genital.

Diagnóstico

Se realiza mediante una detallada historia clínica, los síntomas y la exploración física, pudiéndose visualizar con especuloscopia la presencia de un cuerpo extraño en el interior de la vagina. También se puede palpar directamente durante el tacto vaginal.

En general, en urgencias otras pruebas complementarias no son necesarias, salvo que sea precisa una extracción bajo anestesia general, el sangrado sea importante o se sospeche una infección. En estos casos se deberá solicitar hemograma y coagulación.

Tratamiento

Consiste en la extracción del cuerpo extraño, para lo cual las pinzas de disección o en anillo (pinzas de Forester) podrían ser útiles. Se debe comprobar posteriormente la integridad de las paredes vaginales y suturar los posibles desgarros si fuera necesario. Si la extracción no es posible en urgencias, ingresar a la paciente y se realiza en quirófano bajo anestesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.